En este articulo, hablaremos sobre qué es la prueba A / B, es un método que se implementa muy fácil, solamente requiere de una pequeña organización, resistencia y disciplina. Y gracias a ellos, puede mejorar todas sus campañas de marketing hasta que esté seguro de publicar el contenido más adecuado en el momento perfecto.

Probar A / B es una oportunidad que no puedes dejar perder. Así que hoy vemos en qué copias consisten estas pruebas, cómo y por qué deben ponerse en movimiento, qué hacer y qué no hacer y una historia de éxito.

1 ¿Qué es exactamente un test A/B?

El A/B testing consiste simplemennte en hacer la prueba de dos variantes de algún elemento de nuestro marketing, comparar su manejo para sacar deducciones y aplicar los resultados. Sin embargo, puede usarse con todo tipo de contenidos, comúnmente es más popular a la hora de diseñar y lanzar campañas de emailing y landing pages.

El proceso es muy simple: creamos dos versiones del mismo contenido que solo varían en un elemento, ambos comenzamos simultáneamente y controlamos cuál funciona mejor al observar los valores medidos después de un cierto tiempo. El objetivo es identificar cambios pequeños y apropiados que podamos aplicar a nuestro marketing para lograr mejores resultados cada vez.

1.1 7 motivos para hacer testing A/B

  1. Para aumentar la productividad. La prueba A / B es una de las formas más accesibles y fáciles de aumentar su rendimiento en el menor tiempo posible. Y es gracias a ellos que puede obtener información sobre lo que realmente funciona cuando se trata de aumentar su conversión. De esta manera, podrá incorporar los cambios en sus nuevas campañas desde cero y refinarlos para que sean más y más efectivos.
  2. Para innovar sin perder la cabeza. Los marketers sabemos que hay que innovar o morir, pero saltar al vacío sin cuerda suele acabar mal. Contar con una estrategia sólida de tests A/B te ayudará a juntar los cambios de manera controlada y medible y quedarte solo con lo que realmente funciona para tu marca.
  3. Para mejorar tu credibilidad. Hay varios elementos que puede incorporar en su contenido para mostrar a los usuarios que usted es legítimo. Puede ser una confianza en una institución oficial, una referencia a las personas detrás de su empresa, un testimonio … De hecho, diferentes pruebas funcionan mejor con diferentes grupos de audiencia, por lo que las pruebas A / B le permitirán identificar a aquellos que realmente quieren decir eso tu audiencia
  4. Para tener éxito siempre con la copia. La redacción publicitaria tiene mucho arte, pero las pruebas sistemáticas pueden darle un enfoque científico. No se limite a experimentar con el título de un aterrizaje o el asunto de un correo electrónico: pruebe diferentes longitudes de texto, con los argumentos de la venta o incluso el tono.
  5. Cuidando los detalles que realmente cuentan. Algo tan simple como el color de un botón de llamada o el tamaño de una imagen puede hacer una diferencia crucial en sus conversiones. Con las pruebas adecuadas, puede identificar y aplicar los detalles que hacen que sus ventas aumenten como espuma.
  6. Conociendo a la audiencia. No hay dos marcas iguales … y, por lo tanto, no hay dos audiencias igualmente grandes. La única forma de conocer realmente a tu público objetivo es hacer experimentos. Poco a poco encontrará la manera de ganarse su corazón y mejorar sus resultados y su imagen de marca.
  7. Mantener a los clientes leales, Finalmente, recuerde que las pruebas A B no solo sirven para lograr una primera transformación, sino que también pueden aplicarlas a su estrategia de lealtad. ¡Optimiza tu marketing para que se queden contigo para siempre!

 

1.2 Cómo hacer A/B testing con Google Analytics

Existen muchas herramientas para pruebas A / B en el mercado, por lo que definitivamente puede encontrar una que se adapte a sus necesidades. Para empezar, veamos cómo usa este tipo de pruebas para mejorar su conversión con Google Analytics.

Gracias a la sección Contenido> Experimentos de esta herramienta, puede realizar pruebas A / B en su sitio sin complicar demasiado su existencia. Estos son los pasos a seguir:

  • Defina su experimento: decida qué página desea probar y cuál es el primer elemento que debe cambiar. En general, la forma sencilla de crear las dos versiones de la página es hacer una copia y cambiar solo el elemento que desea probar. Puede comparar una página en ejecución y una nueva versión, o crear una página con dos variaciones desde el principio.
  • Introduce las opciones experimentales. En Google Analytics, se puede configurar los múltiples aspectos de su prueba: el objetivo, el porcentaje de visitantes incluidos en el experimento, el tiempo que estará activo o incluso el nivel de confianza de los resultados.
  • Listo para comenzar. Cuando publique su investigacion, los usuarios verán algunas de las dos opciones, asignadas al azar. El visitante nunca sabrá que es parte de una prueba. Si regresa la página y tiene la cookie en su navegador, siempre aparecerá la misma versión.
  • Analizar los resultados. Cuando se producen visitas, Analytics almacena los resultados. Cuando esté listo, puede verificar los valores de medición para ambas versiones y ver cuál funciona mejor. Desde aquí, puede tomar una decisión sobre el elemento que desea cambiar o mantener … y continuar probando el siguiente.

 

1.3 Qué hacer y qué no hacer en un test A/B

Para asegurar los mejores resultados, le recomendamos que considere estas buenas prácticas:

  • Cambiar un solo objeto a la vez. Cuando comienzas a hacer estas pruebas, a veces puedes darte prisa y queremos controlar todo. Pero crear variantes completamente diferentes es un error, porque no sabes qué ha funcionado en cada ocasión. Por lo tanto, es mejor enfocar y controlar un elemento individual en cada ocasión: tamaño de botón, copia, color…
  • Mira tus KPIs importantes. No vale la pena medir los clics si lo que queremos es aumentar las ventas de un producto en particular, por ejemplo. Probar un A/B siempre debe coincidir con sus objetivos de marketing y comparar las métricas más relacionadas con ellos, como la conversión de nuevos visitantes o compras repetidas.
  • Incorporar los resultados. Después del experimento, ¡es hora de actuar! El objetivo de la prueba A/B siempre debe ser encontrar cambios que pueda aplicar a partir de ahora. Luego ingrese los detalles ganadores y continúe probando la siguiente variable hasta que obtenga la (Landing, correo electrónico o anuncio) a la perfección.

Evita estos errores:

  • Compara las peras con las manzanas. Los grupos de usuarios en los que se realiza la prueba deben ser lo más homogéneos posible, o los resultados no serán confiables. Por lo tanto, no vale la pena dirigir cada variante a los visitantes que vienen de otro canal o que tienen otra diferencia importante.
  • Dejarte llevar por la intranquilidad. Para que los resultados de un experimento sean estadísticamente relevantes, deben estar en un grupo lo más grande posible. Si su sitio web no tiene muchas visitas, significa que debe dejar ambas variantes activas durante días o semanas para obtener datos realmente confiables.
  • No te arriesgues La prueba A/B es el mejor sitio para desatar tu imaginacion y experimentar. Atrévete a probar tus locas ideas, ¡nunca sabes qué te puede sorprender en los resultados!

 

2. Caso de éxito: cómo conseguir el máximo retorno con las imágenes de Social Ads

Para concluir, me gustaría compartir con ustedes una historia de éxito sobre Cyberclick, donde utilizamos las pruebas A / B para publicar campañas publicitarias en redes sociales más efectivas.

Teniendo en cuenta la enorme cantidad de contenido publicado en las redes sociales todos los días, lograr que los usuarios hagan clic en nuestro anuncio puede ser un desafío. Y para esto es importante destacar con una imagen que atraiga la atención del usuario.

Que es el test A/B

Para nuestra prueba, lanzamos una serie de anuncios sociales cuyas imágenes respondieron a dos variantes: una siguió la guía de estilo de la marca y la otra se creó con un rendimiento del 100%. Las otras imágenes reunieron las siguientes características:

  • Use fuertes contrastes y colores llamativos que se destacan en el entorno de red (por ejemplo, rojo, naranja o amarillo).
  • No abuses de los filtros ya que amortiguan la fuerza de la imagen.
  • Asegure la legibilidad y controle la superposición de elementos visuales, logotipos y texto.
  • Incluya descuentos y tarifas con descuento como parte de la imagen, no solo en la copia.

El resultado: las imágenes con un proceso de rendimiento lograron un 35% más de CTR y más del doble que el ROI en términos de ventas e ingresos. Y ahora, cuando los recomendamos a nuestros clientes, sabemos que realmente funcionan.

 

Si te gusto el contenido compartelo
Facebook
LinkedIn
Instagram